“Estas medidas de contingencia son insuficientes para la comunidad lotina”

42
Ayudanos a Compartir

El Alcalde Patricio Marchant participó de una reunión informativa sobre el plan a seguir para paliar la falta del puente ferroviario por reparaciones. La restricción vehícular afectaría especialmente a quienes viajan a diario desde Lota a Concepción.

Desde la falla en el puente ferroviario el pasado 9 de diciembre se comenzó a trabajar en distintas alternativas que permitan que el tránsito sobre el río Biobío no colapse, especialmente llegando marzo, cuando se reanuden las clases y el público que transite entre el norte y sur del cauce aumente exponencialmente.

Las mesas de trabajo inicialmente no consideraron la opinión de Lota, considerando que a esta comuna no llega el Biotrén, que es el medio de transporte principalmente afectado por el cierre del viaducto. “Lo que no tomaron en cuenta es la gran cantidad de lotinas y lotinos que diariamente usan esta vía para llegar a Concepción, ya sea por trabajo, estudio o trámites personales”, indicó el alcalde Patricio Marchant.

Y fue precisamente tras el reclamo del edil que se comenzó a considerar a Lota dentro de las reuniones, como la informativa que se realizó este martes en la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones. En ella participó la autoridad comunal, junto a sus pares de San Pedro de la Paz y Coronel. “Estuvimos en esta reunión que buscaba contarnos que se hará, pero también intervinimos para plantear que estas medidas de contingencia son insuficientes para la comunidad lotina”, acotó Marchant, aduciendo que la restricción vehícular “nos perjudica especialmente a nosotros, que somos los últimos en recibir locomoción colectiva, la que deja de circular temprano, dejando muchas veces varados a nuestras vecinas y vecinos en las comunas vecinas”.

La principal petición que dejó esta reunión para la gente de Lota, es que puedan enviarse más buses hacia la comuna, para facilitar los traslados. “Esto es muy necesario, especialmente en marzo, cuando comiencen las clases y sean miles las lotinas y lotinos que viajen diariamente a Concepción”, concluyó Marchant.

La principal medida de contingencia será la restricción vehícular de dos dígitos diarios para transitar sobre los puentes Llacolén y Juan Pablo II en las franjas horarias de 7:30 a 9:00 hrs, y luego de 17:30 a 19:00 hrs. Esta se probará durante una semana a partir del 20 de febrero, y de resultar exitosa se mantendrá hasta el 15 de abril.

Además el puente Llacolén contará con una vía exclusiva para la locomoción colectiva, incluyendo los buses de conexión del Biotren entre las estaciones intermodal de Concepción y Pedro Aguirre Cerda en San Pedro de la Paz.